Centro de Políticas Públicas

www.politicaspublicas.net

30.oct 2014
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Belice. Tribunal Supremo reconoce derechos de tierras ancestrales mayas

smaller text tool iconmedium text tool iconlarger text tool icon

belice(Informe CEPPDI) Las comunidades maya del sur de Belice obtuvieron una nueva victoria en el Tribunal Supremo de Justicia con la sentencia del Juez Abdulai Conteh emitida el lunes 28 de junio de 2010. La sentencia reconoce los derechos de tierras de todas las comunidades mayas del distrito de Toledo, al sur de Belice.

La nueva sentencia es la tercera victoria jurídica maya en Belice. La primera fue el informe de fondo de la Comisión Interamericana, en 2004 que avanzó en el establecimiento de un estándar respecto a los derechos de propiedad sobre tierras y recursos indígenas, bajo la Convención Americana de Derechos Humanos.

La segunda victoria maya ocurrió en 2007, cuando el Tribunal Supremo de Justicia de Belice acogió la demanda de 2 comunidades mayas que reclamaban sus derechos de tierras, tras el incumplimiento del Gobierno de las recomendaciones de la CIDH. Dicha sentencia fue la primera ocasión en que un tribunal aplicó la Declaración de Naciones Unidas Sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Aquella sentencia de 2007, pese a ser favorable a los mayas, sin embargo, fue interpretada estrechamente por el Gobierno de Belice, el que consideró que sólo era aplicable a las 2 comunidades demandantes, excluyendo a las restantes.

La nueva sentencia de 2010, viene a completar el cuadro y acoge la demanda planteada por el conjunto de comunidades mayas del distrito de Toledo, al sur de Belice representadas por sus dirigentes la Asociación de Alcaldes Mayas y la Alianza de Líderes Mayas.

  Ambas sentencias, de 2007 y 2010, reconocen los derechos de propiedad de las comunidades mayas sobre las tierras que han ocupado, basados en el derecho consuetudinario maya. Y ambas sentencias ordenan al gobierno demarcar y titular las tierras acuerdo a la costumbre y prácticas mayas, y que el estado debe abstenerse de realizar por sí o tolerar de terceros actos que afecten esa propiedad.

Lo que estaba en juego son los derechos sobre más de 500.000 hectáreas de tierras ancestrales mayas, y los intereses en concesiones petroleras, forestales e hidroeléctricas que el Gobierno habia otorgado, sIn consulta ni consentimiento.

La sentencia del 28 de junio de 2010 obliga al Gobierno de Belice a poner freno a cualquier arrendamiento, donación, concesión y contratos que afecten los derechos de las tierras mayas en el Distrito de Toledo.

 

 Concesiones sin consulta ni consentimiento

"Todo lo que puedo decir en este momento es que el ejercicio de la justicia es la alegría de los justos" Cristina Coc, maya

****

"Las palabras no pueden describir mis emociones. Quince años de trabajo, es una alegría inmensa saber que el sistema judicial en este país por fin empieza a hacer justicia. Sólo puedo estar orgulloso de que un grupo como la comunidad maya haya tenido el valor de buscar la justicia, de buscar un espacio,  buscar una voz, para su futuro y el futuro de este país ".Gregory  Cho'c, maya

No solo derechos de tierras explican aquella interpretación estrecha. Las tierras mayas en Belice, son ricas en recursos forestales, aguas y petroleo. En los últimos años el Gobierno de Belice ha otorgado concesiones de explotación de petróleo y construcción de represas, y ha arrendado tierras mayas que consideraba “fiscales”.

Por ejemplo, el Gobierno otorgó concesiones petroleras a la empresa norteamericana Capital Energy, por una superficie que se superpone casi en su totalidad al territorio maya en cuestión. Asimismo en diciembre de 2008 el Gobierno de Belice habia otorgado una concesión para el megaproyecto hidroeléctico de Belize Hydroelectric Development & Management Company , el cual ha sido rechazado por las comunidades mayas.

Tras conocer la sentencia, abogada Antoinette Moore , una de las abogadas que representó a los mayas afirmó: "Yo exhortaría al gobierno a volver atrás y re-examinar si esas concesiones existentes fueron realizadas bajo los parámetros que el Presidente del Tribunal Supremo establece en su sentencia, y estoy bastante segura de que no es así, esto es, que se hizo sin consulta y sin el consentimiento de los titulares de tierras, que son el pueblo maya".

La posesión tradicional.

El caso maya de Belice reviste interés para todos los pueblos indígenas pues se reafirma el reconocimiento de los derechos de propiedad sobre las tierras indígenas fundados en el derecho consuetudinario. La sentencia descartó los argumentos del estado, que alegó que las comunidades mayas no eran originarias del lugar sino antiguos migrantes desde la actual Guatemala. Como es sabido, similares argumentos han sido esgrimidos, por ejemplo, en Argentina, para desconocer derechos territoriales mapuche, a cuento de los procesos de expansión y movilidad territorial mapuche que remontan a los siglos XV y anteriores.

De acuerdo a la sentencia del Presidente del Tribunal Supremo de Belice, tanto Belice como Guatemala son estados postcoloniales y es un hecho históricamente probado el asentamiento maya en toda la región de mesoamérica.

Al formular su decisión, el Juez Conteh dio peso a las pruebas presentadas por los peritos de la parte s mayas, que probaron con documentación etnohistórica, y cartografias realizadas por las comunidades, la existencia de una tenencia consuetudinaria de la tierras.

En la sala del Tribunal estaban presenten los alcaldes mayas.

 

Un llamado a la reconciliación

La sentencia establece, además, que el Gobierno de Belice tiene la obligación de adoptar medidas positivas para identificar y proteger los derechos de los mayas, y exhorta al Gobierno a trabajar junto con los mayas para desarrollar medidas legislativas, administrativas o de otra índole necesarias para identificar y proteger las tierras mayas tradicionales, de conformidad con las prácticas tradicionales.

El Juez estableció que en el período de tiempo que el Gobierno y los mayas estén trabajando para resolver el sistema de identificación y protección de los derechos a la tierra, el Gobierno deberá cesar y abstenerse de todo acto que pueda conducir agentes del Gobierno o terceros para ofender a la existencia, valor, uso y disfrute de las tierras ocupadas y utilizadas por Maya en sus pueblos, sin su consentimiento informado.

"Es de interés de todos los beliceños que el proceso de reconciliación comience", concluye el Juez Conteh, Presidente del Tribunal Supremo.

Inmediatamente después de la decisión del Tribunal Supremo los representantes de las comunidades desplegaron sus celebraciones. “Hoy celebramos lo que los mayas hemos sabido desde siempre: las tierras son nuestras”, afirma el comunicado las organizaciones indígenas Maya Leaders Alliance y Toledo Alcaldes Association, e instan al gobierno a reconsiderar su postura contradictoria hacia los derechos de la tierra maya, y a sentarse junto a los mayas para desarrollar un proceso claro y eficiente por el cual la propiedad tradicional de la tierra en el sur de Belice puede ser demarcadas.

 

 Reunión maya en el distrito, escuchando la sentencia. (Foto C. Coc)

 

 


 

DESCRIPCION DEL PAIS

Belice (llamado la Hondura Británica hasta 1973), obtuvo su independencia el 21 de septiembre de 1981. Ese año se sancionó su Constitución Política. El país adoptó la Democracia Parlamentaria como sistema de gobierno y es parte de la Mancomunidad Británica de Naciones. La población estimada de Belice al año 2001 era de aproximadamente 247.107 personas.
De acuerdo al Censo de Población y Vivienda la composición étnica de la población es de criollos, Maya y Garífuna.

Constitucionalmente, la Reina de Inglaterra es la cabeza del Estado, y es representada por un Gobernador General, quien debe ser nacional de Belice. Hay un gabinete, compuesto por un Primer Ministro, otros ministros y Ministros de Estado, designados por el Gobernador General bajo el Consejo del Primer Ministro, quien dirige al partido mayoritario en la Cámara de Diputados.

El sistema judicial de Belice está basado en el sistema de precedente anglosajón o common law. Los procedimientos civiles y penales son esencialmente orales, de tipo adversarial.

 

(Descripción basada en Informe Cejamérica, 2005)

 


Enlaces relacionados

- Informe CIDH 2004. Comunidades Maya de Belice

- Sentencia del Tribunal Supremo de Belice, Octubre 2007

- icon 2010. Sentencia Tribunal Supremo de Justicia. Belice. Tierras Mayas (465.04 kB)

icon Belice. Comunicado maya sobre sentencia Tribunal Supremo 30 junio 2010 (197.14 kB)

 

PRENSA
Newsbelize.com

 


REFERENCIAS
Informe elaborado por V. Toledo.

Centro de Políticas Públicas - CEPPDI. 30 junio 2010

Se autoriza la reproducción sin alteraciones  indicando fuente y link:
http://www.politicaspublicas.net/panel/juris-al/jbelice/549-belice-tierras-mayas-2010.html

 


www.politicaspublicas.net

Attachments:
FileDescripciónFile size
Download this file (2010_06_28_belize_sentencia_maya_toledo.pdf)Belice. Sentencia 28 junio 2010. Tierras Mayas 465 Kb
 

Las tierras ancestrales en la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos

"1) La posesión tradicional de los indígenas sobre sus tierras tiene efectos equivalentes al título de pleno dominio que otorga el Estado;
2) La posesión tradicional otorga a los indígenas el derecho a exigir el reconocimiento oficial de propiedad y su registro;
3) los miembros de los pueblos indígenas que por causas ajenas a su voluntad han salido o perdido la posesión de sus tierras tradicionales mantienen el derecho de propiedad sobre las mismas, aún a falta de título legal, salvo cuando las tierras hayan sido legítimamente trasladas a terceros de buena fe; y
4) los miembros de los pueblos indígenas que involuntariamente han perdido la posesión de sus tierras, y éstas han sido trasladas legítimamente a terceros inocentes, tienen el derecho de recuperarlas o a obtener otras tierras de igual extensión y calidad"

"Desconocer las versiones específicas del derecho al uso y goce de los bienes, dadas por la cultura, usos, costumbres y creencias de cada pueblo, equivaldría a sostener que sólo existe una forma de usar y disponer de los bienes, lo que a su vez significaría hacer ilusoria la protección del artículo 21 de la Convención para millones de personas"


Sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Caso Sawhoyamaxa vs Paraguay.
Interpretación autorizada y vinculante para todos los estados parte de la Convención Americana de Derechos Humanos

Online

En este momento hay 178 lectores conectados

Suscribirse a Boletin